La traducción de modismos

La traducción de modismos

Puede parecer que, si nos centramos en realizar traducciones juradas, estaremos a salvo de encontrarnos con los temidos modismos. Nada más lejos de la realidad, ya que prácticamente cualquier tipo de texto puede necesitar una traducción jurada.

Para bien o para mal, nadie se salva de los modismos. Pero, ¿qué son exactamente los modismos y para qué sirven?

Definición de modismo

Según la RAE, un modismo es una “expresión fija, privativa de una lengua, cuyo significado no se deduce de las palabras que la forman”. Un claro ejemplo sería decir “Sergio ha metido la pata”. En este caso, un extranjero puede entender el sujeto, el verbo y el complemento directo. Sin embargo, como el significado no es literal, es muy probable que no comprenda el sentido de la frase.

Los modismos se suelen usar en el lenguaje cotidiano, cuando estamos con amigos o con la familia. Hay diferentes niveles de uso y, según lo “vulgares” que sean, podremos emplearlos en unas situaciones o en otras. Así, en un email del trabajo podríamos decir que estamos “contra la espada y la pared”, pero no se nos ocurría decir “mi compañera es la leche”.

Los modismos en las traducciones juradas

Quizá algunos podáis pensar: ¿qué modismo puede haber en una denuncia o en una sentencia de divorcio? Pues bien, un traductor puede estar traduciendo las pruebas para un juicio. Estas pruebas, pueden ser desde certificados o documentos legales hasta emails, SMS o cartas. Como ya podéis imaginar, no escribimos igual al redactar un certificado que al mandarle un mensaje o carta a un amigo o familiar. Estas cartas, SMS o emails estarán probablemente llenos de modismos que tendremos que traducir a la lengua meta.

La traducción de modismos

¿Qué hacer si tenemos que traducir un modismo?

En este caso, hay varios factores que pueden sernos de gran ayuda. En mi caso, cuento con la suerte de tener amigos extranjeros. Si bien es cierto que los modismos básicos ya los conozco, la lengua no para de evolucionar y no paran de nacer modismos nuevos. Al encontrarme con un modismo nuevo en inglés, no dudo en acudir a la mejor fuente: una persona nativa.

Si no tenemos amigos que puedan “echarnos un cable”, siempre podemos acudir a la maravillosa herramienta de Internet. Hay varias webs especializadas en este tipo de traducción. Las más comunes son Urban Dictionary (https://www.urbandictionary.com/) y The Free Dictionary (http://idioms.thefreedictionary.com/). Estas webs no son 100% fiables pero seguro que podemos usarlas para hacernos una idea.

Los modismos malagueños y su traducción

Recientemente, la revista Vanity Fair ha publicado un divertido vídeo de Antonio Banderas. En este vídeo, el malagueño se encarga de traducir literalmente y explicar algunas expresiones comúnmente utilizadas en España en general y en Málaga en particular. “Ser un encogío”, “estar esmallao” o “estar alobao” son algunas de las expresiones que se explican en el vídeo. Si queréis saber qué quieren decir, ¡pinchad aquí!: https://www.youtube.com/watch?v=eZ0vxQ3uJCU

Publicado en Lost in Translation.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *